domingo, 1 de abril de 2012


VÍAS DE COMUNICACIÓN

     Para empezar es importante hablar sobre las vías de comunicación. El hombre siempre ha buscado la forma de comunicarse y de intercambiar sus costumbres y conocimientos, gracias a la construcción de vías se marcó un precedente importante para el desarrollo de las civilizaciones. Entonces surgió en la civilización Mesopotámica, un invento que revoluciono la vida de la especie humana “la rueda”, este elemento fue crucial para facilitar las diferente labores. El imperio romano fue el que desarrollo mejor el concepto de vías o carreteras pues debido a su gran extensión de territorios conquistados necesitaba con vigencia desplegar gran cantidad de logística (armamento, tropas, alimentos,…), pero se encontró con un grave inconveniente: el clima, en épocas de lluvia los cominos se empantanaban y era casi imposible transitarlos pues las ruedas de los vehículos se atacaban en el material arcilloso, surgió la idea de mejorar dicha superficie y gracias a los ingenieros y a sus técnicas empleadas, aún hoy esas vías  han perdurado en el tiempo y han servido de inspiración para seguir buscando nuevas tecnologías que ayuden a mejorar las vías de comunicación.



            Teniendo claro acerca del inicio de las vías de comunicación como uno de los ejes principales para el desarrollo de cualquier sociedad, ahora vamos a hablar acerca de las mejoras que se han hecho a lo largo de la historia para hacer dichas vías más y mejor transitables; a estas mejoras las denominamos pavimentos. Un pavimento no es más que un conjunto de capas superpuestas de forma horizontal que se colocan debidamente compactadas de acuerdo a un diseño previo. Estas capas están apoyadas sobre la subrasante de una vía, la cual se obtiene producto de un movimiento de tierras en el proceso de exploración y esta a su vez ha de resistir los esfuerzos y las cargas producto del tránsito. Un pavimento debe cumplir requerimientos específicos como son: resistencia a la acción de las cargas impuestas por el tránsito, resistencia a  la acción de agentes de la intemperie, presentar una estructura superficial adaptada a las velocidades de diseño (capa rodante), ser durable, condiciones adecuadas con respecto a los drenajes… podemos enumerar muchos más y cada vez se incorporan nuevas tecnologías en cuanto a  materiales y técnicas de pavimentación.

        En nuestro medio los pavimentos se clasifican en: pavimentos flexibles, pavimentos semi-rígidos o semi-flexibles, pavimentos rígidos y pavimentos articulados.se centrará la atención sobre los pavimentos más utilizados en nuestro país Venezuela: estos son pavimentos flexibles y rígidos.

            Un pavimento flexible se puede definir como una estructura conformada de la siguiente forma: una carpeta bituminosa (asfáltica) apoyada sobre dos capas superpuestas de forma horizontal (sub-base, base); dentro de las funciones de la sub-base encontramos: función económica pues al distribuir las capas más clasificadas en la parte superior y colocar en la inferior la capa de menos calidad que es más barata le damos con esto un aumento considerable al espesor total del pavimento resultando más económica. La sub-base bien diseñada impide cambios volumétricos de la subrasante impidiendo que dichas deformaciones se reflejen en las superficies de rodamiento. En cuanto a la base podemos destacar las resistencias: este elemento absorbe las diferentes cargas y las transmite a la sub-base; y por último la carpeta asfáltica esta debe proporcionar una superficie uniforme y estable al tránsito, de textura y color conveniente, resistir los efectos abrasivos de la intemperie, la impermeabilidad y la resistencia a la tensión, esto complementa la capacidad estructural del pavimento.

           Ahora hablaremos de los pavimentos rígidos, como su nombre lo indica es un elemento que está conformado por una losa de concreto, apoyado sobre la subrasante, la cual se conoce como sub-base, el concreto es un elemento que distribuye muy bien los cargos y no depende en gran medida de la calidad de la sub-base para soportar las tensiones y deformaciones. Al igual que los pavimentos flexibles, los pavimentos rígidos están conformados por varias capas superpuestas horizontalmente (sub-base, base); la sub-base la función más importante es impedir la acción del bombeo de las juntas, grietas y extremos del pavimento, servir como capa de transición de cargas y suministrar apoyo uniforme al pavimento, ayudar a controlar los cambios volumétricos de la subrasante y así minimizar cambios sobre el pavimento. La losa de concreto cumple las mismas funciones de la carpeta asfáltica: soportar y transmitir los esfuerzos que se le apliquen.

           En conclusión es necesario antes de elegir construir cualquier tipo de pavimento (rígido, flexible), realizar un estudio detallado de la zona y tomar en cuenta de acuerdo a dichos estudios cual es el que se adapta mejor a nuestros requerimientos de tipo económico y estructural. Resalto esta parte porque en Venezuela pareciese que no se están asumiendo todos los controles ni procedimientos a la hora de realizar obras de vías.  

















  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es valioso para nosotros, nos ayuda a mejorar cada dia, GRACIAS..!